miércoles, 20 de mayo de 2009

MESSEL PIT

Hace 25 años atrás un cazador que paseaba en las inmediaciones de un cráter ubicado en Messel Pit
, lugar del distrito de Darmstadt-Dieburg, estado de Hesse (Hessen) en Alemania , encuentra enterrado en el suelo lodoso un esqueleto de un extraño animal, lo revisa y se da cuenta que está completo , desentierra el fósil que se conserva en excelente estado y decide llevarlo como souvenir y que sirva de adorno además a una de las paredes de su casa algo deterioradas, allí permanece como simple adorno por más de 25 años, ignorando su dueño la real dimensión que este fósil pueda tener en el controvertido tema de Evolución Humana.


El fósil de mono-lemur fue investigado en secreto desde hace dos años cuando llegó a las manos del profesor del Museo de Historia Natural de Noruega, Jorn Hurum.


El lugar donde fué encontrado es característico por conservar en muy buen estado los fósiles , su terreno es de la época del Eoceno, y presenta fósiles de plantas y animales con una data de antiguedad entre los 36 y 57 millones de años , es un lugar rico en la preservación de especies, en las cuales se han realizado varios sondeos y estudios en cuanto a flora y fauna .




Un equipo de científicos descubrieron hoy al mundo el esqueleto fosilizado de un mono-lemur de 47 millones de años de antigüedad que podría convertirse en el eslabón perdido de la evolución humana.

El fósil, al que han llamado 'Ida' fue presentado este martes en una rueda de prensa especial en Nueva York.


Los científicos consideran que el hallazgo de un fósil de 47 millones de años avalaría la teoría de Darwin, ya que sería la evidencia de la conexión entre los primates y los humanos


El descubrimiento del 95 por ciento del esqueleto del mono-lemur podría completar la búsqueda de una conexión directa entre los humanos y el resto del reino animal que ya inició hace 200 años Charles Darwin con la Teoría de la Evolución.

Así, el equipo investigador señaló a Ida como la prueba de la transición de las especies. Según sir David Attenborough, "esta pequeña criatura va a enseñarnos nuestra conexión con el resto de los mamíferos. Es el único que nos conecta directamente con ellos".


El fósil de la mona Ida tiene unos 53 centímetros de altura y es aplastado hasta el grosos de un posavasos.


Es el fósil de primate más completo nunca encontrado.



Ida tiene uñas en vez de garras y sus pulgares están opuestos, lo que la sitúa en el inicio de la raíz de la evolución humana.


Además, Ida tiene el hueso del talón igual que los humanos.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...