viernes, 10 de abril de 2009

¡Que no quede huella ...que no..que no quede huella!

Así dice una canción ranchera muy popular en las barriadas pobres de mi país, pero esto dista mucho de ser verdad , ya que en el plano de la investigación forense los químicos han dado con la clave para atrapar a los asesinos, ladrones y delincuentes en general usando el sudor que impregnan sus huellas digitales en el sitio del suceso ¡aun cuando hallan sido borradas o alteradas!

El genio de esta particular investigación se llama John Bond...[¡si igual que James Bond] y acaba de inventar una nueva técnica forense bastante revolucionaria para analizar huellas dactilares . El asevera que los delincuentes que comen alimentos sometidos a algún tipo de procesamiento químico industrial tendrán más probabilidades de ser descubiertos por la policía a través del análisis de los efectos de corrosión sobre el metal que ejerce el sudor depositado en una huella dactilar, esto ocurre porque el sudor deja una impresión a causa del alto contenido de sal que algunos alimentos procesados tienen

Ud. dirá :¡ pero hay millones de personas que comen snaks y se alimentan de comida chatarra sin que tengan por eso que ser potenciales asesinos!

No, la idea no es esa, Bond está actualmente en conversaciones iniciales con otros colegas de la Universidad de Leicester para evaluar si una marca de sudor dejada en la escena del crimen podría analizarse de manera viable para revelar un "perfil del sudor" de la persona que dejó la marca, y por lo tanto averiguar cosas sobre su estilo de vida y constitución física.

Bond ha desarrollado un método que permite a los científicos "visualizar" las huellas dactilares a partir de la información recogida , aún después de que la propia huella haya sido borrada de la superficie sobre la que se dejó. Él y sus colegas dirigieron un estudio sobre la forma en que las huellas dactilares pueden corroer las superficies metálicas. La técnica puede mejorar una huella dactilar que se haya depositado en un cartucho metálico de pequeño calibre antes del disparo.

La estrategia de análisis se basa en que los alimentos procesados tienden a tener mucho contenido de sal como conservante, y que el cuerpo necesita eliminar el exceso de sal, que sale con el sudor a través de los poros de nuestros dedos.

Los investigadores piensan que esta línea de investigación puede conducir a muchos desarrollos útiles, y por eso quieren ahondar en más en el estudio de los contenidos del sudor, hasta poder lograr el perfil más detallado posible de un individuo. El objetivo que tienen en mente es comprobar si mediante el análisis del sudor se puede identificar con suficiente fiabilidad al tipo de persona que lo segregó.

Este análisis del sudor podría ser descrito como un proceso para obtener de la huella dactilar más datos sobre el individuo que los usados para identificarle por comparación de huellas.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...