Seguidores

domingo, 26 de abril de 2009

Influenza Porcina (virus H1N1, "gripe española")

Era un 7 de Septiembre de 1918 ,la primera guerra mundial estaba en su punto máximo. Un soldado se dirigió hasta la tienda del Hospital de Campaña , venía del campo de entrenamiento situado en la periferia de la ciudad de Bostón, hacía dos días que se sentía mal y la fiebre era altísima, apenas podía respirar, intensos dolores musculares y de cabeza lo hacían vomitar.
Los doctores pensaron que era meningitis , y como tal lo atendieron aislandolo del resto de los soldados. Al día siguiente se presentaron más casos de soldados con el mismo cuadro respiratorio, así que descartaron meningitis . Al cabo de una semana los casos subían a 36 y ya para el 23 de septiembre los casos eran 12.604 de un total de 45.000 soldados de ese campamento . La desconocida enfermedad atacó a la tercera parte de los soldados falleciendo 800 de ellos y dejando al resto en condiciones deplorables

Los soldados fallecidos presentaban piel azulada al morir por asfixia, y padecían sufrimientos terribles , todos ellos no duraron más de 48 horas y sus pulmones estaban llenos de líquido y sangre .

Los síntomas totales no guardaban relación con ninguna enfermedad conocida y William Henry Welch, reputado patólogo de la época, supuso que debía de ser una nueva clase de infección o plaga. La enfermedad no era una plaga ni ningún agente nuevo: se trataba de la gripe.

Era una cepa del virus de la gripe, especialmente virulenta e infecciosa que mató a unos 40 millones de personas en todo el mundo entre 1918 y 1919. En muchos aspectos, la pandemia de gripe de 1918 fue similar a otras anteriores y posteriores a ella.

Cuando aparece una cepa nueva del virus de la gripe con la que el sistema inmunitario de la mayoría de la gente no ha tenido contacto, lo mas probable es que se propague un brote de la enfermedad.

Sin embargo, algo de misterio rodeó durante largo tiempo las características de la pandemia de 1918. Resultaron muy extrañas tanto en su comienzo como en su final . El brote cruzó Europa y Norteamérica y alcanzó lugares muy lejanos como Alaska y las Islas del Pacifico.

Cuando se extinguió la enfermedad una tercera parte de la población mundial había padecido la infección. fué grave por sus tasas de mortalidad entre el 2,5 y el 5 por ciento, mas de cincuenta veces la mortalidad producida por otras epidemias gripales . Ciudades enteras se organizaron para cambiar sus costumbres






España cargó con el estigma en Europa en el otoño de 1918 , de ser la generadora de esta enfermedad, ya que al no estar involucrada en la guerra no tuvo reparos en anunciar lo que estaba ocurriendo sin censura alguna, a pesar de que todo se había iniciado en Estados Unidos , el segundo brote de la pandemia partió desde España ,con especial agresividad , ya que no solo atacó a la población, tambien a los médicos y enfermeras. Pueblos enteros de España quedaron sin atención y abandonados a su suerte. Parte del cuerpo médico extremaba sus cuidados.



Aun no se habían descubierto antibióticos para la gripe. En su mayoría la gente que murió durante la pandemia lo hizo por neumonía causada por bacterias oportunistas que infectaron a quienes la gripe había ya debilitado. Sin embargo, una parte de los afectados por la epidemia murieron apenas unos días después de que se les manifestaran los síntomas de la enfermedad, victimas de una neumonía vírica mas grave, originada por la misma gripe, que dejó sus pulmones completamente inundados de sangre o líquido.
La mayoría de los fallecidos eran adultos jóvenes de entre 15 y 35 años, un grupo poblacional que rara vez muere de gripe.Muchos menores de 65 años representaron mas del 99 por ciento de todas las muertes por gripe supernumerarias [estas son las que se encuentran por encima de la tasa anual normal] entre 1918 y 1919. La mayoría de los hospitales estaban colapsados

Si algo así ocurriera hoy los investigadores no tienen la menor duda de que es posible, pero en la actualidad una pandemia de este tipo se extendería con mayor rapidez que la de 1918 (en medio año dio la vuelta al mundo), ahora el tiempo de extensión sería de semanas, no de meses. Por otro lado la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta en alerta para una eventualidad como esta y, además, tenemos antibióticos los cuales reducirían drásticamente las complicaciones por ataques de bacterias oportunistas que fueron las causantes de las neumonías no víricas mortales.

¿Pero que es lo que causa la gripe en humanos ?

Toda la gripe es causada por tres tipos de virus que son los virus A, B y C . Los dos primeros producen epidemias, el tercero sólo focos menores.
Los virus A se clasifican en dos subtipos, según la proteína que forme su superficie: Los "H", (Hemaglutinina) y los "N" (Nueraminidasa).
De las variaciones de estas proteínas en la superficie, depende la capacidad de una mutación para producir epidemias.
Existe una serie de combinaciones (H1, H2, H3... más N1, N2...) y la acumulación de mutaciones puntuales (de combinaciones) refuerza su poder para enfrentar cualquier adversidad.
Aparece como nuevo concepto el de "reensamblado", que es literalmente lo que hacen las proteínas de superficie, a través de generaciones que se duplican muy rápido y sucesivas, hasta que descubre la forma de acoplarse a la célula que desea atacar.
A diferencia de lo que se creía, el virus no degrada a la célula que invadirá, sino que se reensambla, se adecua, hasta que su víctima lo acepta.

En palabras simples , los científicos creen que el virus no ataca a la célula de entrada, sino que busca darse la forma que convenza a su víctima para que lo deje entrar.
Se sabe que el virus de la influenza porcina son los mismos que los de la gripe española y estos son del tipo virus A del modo H1N1

¿Cómo mutó desde el cerdo a las personas?


Todo virus que muta lo hace siguiendo un mecanismo como el que se muestra en este cuadro, pero siempre es una recombinación



La mayoría de la gente como nosotros que no tenemos contacto habitual con cerdos, no somos inmune a los virus de la gripe porcina, algo que podría prevenir el contagio. Si un virus de gripe porcina muta y consigue contagiarse de humano a humano, es muy fácil que se produzca una pandemia.
El impacto de una pandemia provocado por un virus de este tipo es difícil de predecir, ya que influye la virulencia del virus, la inmunidad de la población, la protección cruzada que pueden ofrecer los anticuerpos de la gripe común, etc.

Los virus de la gripe porcina, como ha sucedido en este último brote, pueden dar lugar a un virus híbrido al mezclarse con un virus, por ejemplo, de la gripe humana, con lo que se facilita su propagación hasta provocar una pandemia.

La forma de transmitirse es como todas las demás gripes , por estornudos, a traves de las manos sucias, besos, encierro, lugares poco aseados, mal ventilados .lugares muy concurridos. Puertos, aeropuertos.
En esta foto se observa el virus de la gripe porcina (gripe española) es un virus H1n1


¿Hay vacunas para combatirla?

No, porque los virus de la gripe porcina cambian muy rápido y la vacuna sólo ofrece inmunidad si coincide con los virus que circulan.
Además, la vacuna contra la gripe común, la que se produce según las recomendaciones de la OMS, no es eficaz contra el virus de la gripe porcina.
De hecho, en estos momentos, las autoridades no tienen constancia de que se pueda inmunizar a la población de México y EE.UU. con esta vacuna para luchar contra la gripe porcina, aunque ya están investigando en laboratorios cómo frenar su rápida propagación.

¿Pero hay algún medicamento que nos pueda ayudar?

Los medicamentos antivirales para la gripe común están disponibles en algunos países y previenen y tratan la enfermedad de forma eficaz. Son de dos tipos: Las adamantinas y las rimantadinas, por un lado, y los inhibidores de la neuraminidasa de los virus, como el oseltamivir y el zanamivir.

De todas formas, la mayoría de los casos previos de gripe porcina se han recuperado de la enfermedad sin necesidad de atención médica o toma de fármacos.
Algunos virus de la gripe desarrollan resistencias a los antivirales, por lo que la el tratamiento queda limitado . Las muestras de virus de casos humanos respondieron bien al oseltamivir y zanamivir, pero eran resistentes a las adamantinas y las rimantadinas.
La información es insuficiente para hacer recomendaciones sobre el empleo de antivirales en la prevención y el tratamiento de la infección por gripe porcina.Los médicos se ven obligados a tomar decisiones basadas en evaluacioes clínicas y epidemiológicas de los beneficios y los perjuicios para cada paciente de los tratamientos. Por ejemplo, en la actual epidemia, las autoridades sanitarias mexicanas y estadounidenses están recomendando el uso de oseltamivir y zanamivir basándose en el perfil del virus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este sitio es para aprender , cualquier comentario que realices aquí debe tener en cuenta que es un sitio visitado por niños, alumnos de pre grado, profesores, padres , y personas que desean aprender. Tu opinión pude diferir plenamente de la mía , pero hazlo siempre con respeto, y educación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...